Las principales asociaciones de transportistas que forman parte del Comité Nacional de Transporte por Carretera han convocado una paro nacional que afectará al transporte en la provincia de Guipúzcoa los días 2, 3, 4 y 5 de enero.

La interrupción de estos servicios es una señal de protesta por el nuevo peaje para camiones que se implantará en el mes de enero en la carretera nacional N-1, que une Madrid con Irún, a su paso por dicha provincia. Esto afectaría, principalmente, a más de 6.000 transportistas que a diario utilizan esta vía para trasladarse al resto de países de Europa.

Según indica Fenadismer (Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España) “con el establecimiento de dicho peaje, la Diputación de Guipúzcoa espera recaudar, durante el 2018, 27,7 millones adicionales a lo recaudado en 2017. Cabe destacar que el importe del mismo será de media 0’34 euros por kilómetro (llegando en el tramo sur a 0’44 euros por kilómetro), lo que resulta absolutamente desproporcionado ya que llega a duplicar el coste medio de peaje para camiones establecido en las autopistas de peaje en España”.