La semana pasada se han celebrado varias reuniones entre las patronales del sector del transporte por carretera, tanto de viajeros como de mercancías, con los sindicatos, pero estas reuniones celebradas en la sede Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) no han llegado a buen puerto, por lo que desde el sindicato CCOO se anuncian movilizaciones en el sector.

El conflicto en el transporte por carretera ha surgido por la paralización generalizada de la negociación de los convenios provinciales desde 2010, este problema que afecta a casi un millón de personas y, a partir del 8 de julio, habrá que añadir la desregularización de las relaciones laborales por la caída de los convenios sectoriales.

Según un comunicado de CCOO, las reuniones celebradas los días 19 y 20 de marzo para desbloquear la negociación colectiva y evitar la desregulación del personal de los sectores del transporte por carretera, mercancías y viajeros, han concluido sin acuerdo por “la mala fe de las patronales”

Según CCOO, las patronales siguen enrocadas en su posición y en su “nula voluntad negociadora, amparadas por la actual reforma laboral”, según explica el sindicato en su comunicado, la patronal del transporte de mercancías “ha manifestado públicamente que su objetivo es dejar que decaigan los convenios el 8 de julio”, mientras que la del transporte de viajeros ha demostrado “su pasividad en la búsqueda de soluciones a nivel estatal, ámbito de negociación actualmente inexistente”.

El sindicato ha asegurado que la postura de las patronales que “se niegan a renovar los convenios colectivos”, arrastra a los sindicatos “a la única opción que es la movilización, incluido el paro”.