La Comisión Europea ha abierto hoy la segunda convocatoria de proyectos en el ámbito del transporte, que podrán optar por la financiación comunitaria en los próximos años dentro de la iniciativa “Conectar Europa”, en la que hay disponibles más de 7.600 millones de euros para inversiones.

6.500 millones se reservan para los países elegibles para los fondos de cohesión (Bulgaria, Croacia, Chipre, República Checa, Estonia, Grecia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovaquia y Eslovenia), con el objetivo de facilitar su integración en el mercado interior, según ha explicado la Comisión Europea en un comunicado.

Los 1.100 millones restantes irán destinados a proyectos del conjunto de los Estados miembros de la Unión Europea. Se prevé que estos proyectos generen 15.000 millones de euros de inversiones adicionales, ya que podrán atraer a inversores públicos y privados a través del Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas, el núcleo del “Plan Juncker”.

Conectar Europa

“Conectar Europa” es un mecanismo establecido para el periodo comprendido entre 2014 y 2020 que plantea ayudas financieras comunitarias para las redes transeuropeas de transporte y energía.

Este mecanismo apoya proyectos de interés común en el sector de las infraestructuras de transporte, telecomunicaciones y energía. En concreto, para el el sector de las infraestructuras de transporte brindará apoyo a proyectos de interés que persigan los siguientes objetivos sectoriales específicos como eliminar los cuellos de botella, mejorando la interoperabilidad del transporte, o garantizar unos sistemas de transporte sostenibles y eficientes a largo plazo.